es

La gestión de datos, en el punto de mira por Emiliano Carluccio

En el mes de Octubre, Emiliano Carluccio, socio fundador de Kernel Analytics, ha publicado un artículo en la revista Harvard Deusto Business Review, sobre el sector financiero titulado «La gestión de datos, en el punto de mira». En él habla sobre la gestión de la información confidencial y los datos de los que disponen las entidades financieras sobre sus clientes.

Artículo:

Los bancos están empezado a utilizar más datos y mejores metodologías para conocer mejor a sus clientes actuales y potenciales.
Toda la información personal que esté disponible en fuentes internas y externas acabará en la “fábrica” de los modelos de machine learning y fijará el precio de activos y pasivos de cada cliente, así como un conjunto de ofertas personalizadas de bienes y servicios que definirán la oferta de valor de cada entidad. Todo esto ya está pasando, y los datos necesarios ya están ahí. La velocidad de implementación dependerá solo de las restricciones legales y de los temores sobre la privacidad de cada país.

Sin embargo, no hay que olvidar que los bancos disponen de mucha información “hard” sobre sus clientes. Pueden observar directamente su historial financiero y analizar la evolución cuantitativa y cualitativa de ingresos y gastos personales o familiares, así como muchos otros indicadores de responsabilidad y solvencia financiera.

Los datos “soft”, de redes sociales, dispositivos móviles, etc., pueden aportar algún elemento innovador, pero también mucho ruido y poco control. Cabe destacar que el acceso a estas dos fuentes de datos es asimétrico. Nuestro banco puede acceder fácilmente a nuestro Facebook o LinkedIn, pero ni estos, ni Google o Amazon ni nuevas empresas hi-tech pueden acceder a los datos de nuestra cuenta corriente. Exactamente por esta razón, la banca digital sigue en manos de la banca tradicional. El uso intensivo y sofisticado de nuevos datos personales elevará la estimación de riesgo y la inteligencia de clientes hasta niveles de precisión asombrosos en la banca retail. Contemporáneamente, generará un lock-in casi total para los clientes, anulando, de hecho, la competencia en el sector bancario. Al cambiarse de banco, el consumidor se enfrentará a un empeoramiento muy significativo de sus condiciones, o podría incluso verse rechazado si no es capaz de justificar de forma adecuada su decisión.

»Leer artículos completos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.